¿Sabes cuáles son las 7 maravillas del mundo antiguo?

Olvídate de todo lo que te han dicho hasta ahora porque las 7 maravillas del mundo (las originales) no son sólo las que tú crees. ¡Presta atención! 

¿POR QUÉ EXISTEN LAS 7 MARAVILLAS DEL MUNDO?

¿POR QUÉ EXISTEN LAS 7 MARAVILLAS DEL MUNDO?

Antes de responder a esta pregunta digna de las búsquedas de Google tenemos que saber la definición exacta de maravilla del mundo. Se trata de los momumentos que marcaron un punto y aparte en la historia. Hasta ahí todo correcto. Pero, ¿sabrías enumerarlas todas? 

No te pongas nervioso puesto que estamos convencidos de que las 7 maravillas del mundo moderno están en tu cabeza. Piensa, piensa:

  • Chichén Itzá, en México.
  • El Coliseo de Roma, en Italia.
  • La estatua Cristo Redentor, en Río de Janeiro, Brasil.
  • La Gran Muralla China, en China.
  • Machu Picchu, en Cuzco, Perú.
  • Petra, en Jordania.
  • El Taj Mahal, en Agra, India.

Sin embargo, no han sido las primeras de la lista porque este ''concurso internacional'' se remonta a tiempos inmemoriales cuando el pintor neerlandés Maerten van Heemskerck, en el siglo XIV, seleccionó obras  arquitectónicas y escultóricas que no dejaron indiferente a nadie. De estas solamente se mantiene una y la existencia de las demás es un misterio. El artista eligió el número 7, una cifra considerada por la cultura helenística como perfecta. De ahí surgieron las maravillas antiguas que han inspirado al concurso que catalogó a las modernas. En total, 7 monumentos que te presentamos a continuación con el afán de que vayas a visitarlos en la manera de lo posible. Pero recuerda: ¡solamente podrás ver 1! 

LAS 7 MARAVILLAS DEL MUNDO ANTIGUO

EL FARO DE ALEJANDRÍA

Se construyó en el siglo III a. C. por Sóstrato de Cnido sobre la isla de Pharos, situada en la bahía de Alejandría (Egipto) para guiar a los navíos hasta ese lugar. El faro orientaba a los navegantes mediante una hoguera que ardía día y noche en su interior en combinación con una serie de espejos y lentes cuya luz podía verse a más de 50 kilómetros de la costa. Una obra maestra de la época de que no quedan ni los restos porque en el siglo VII el califa Al-Alid ordenó desmontarlo pensando que bajo sus cimientos se ocultaba el tesoro de Alejandro Magno. ¡Todo era mentira! 

Sin embargo, intentaron reconstruírlo y sus restos formaron parte una mezquita derrumbada en 1.314 a causa de un terremoto. 

por Vanessa Parapar