Este es el ASIENTO MÁS SEGURO para VIAJAR con los NIÑOS en el COCHE

Cuando tenemos un accidente de tráfico, por desgracia, los que más sufren sus los BEBÉS y los NIÑOS. Nuestros pequeños son el tesoro más frágil que llevamos a nuestro lado y su cuerpo está constantemente en un periodo de desarrollo con varias partes -como la cabeza- más frágiles que el cristal. Por ello, tenemos que prestar mucha atención cuando cogemos el coche con nuestro niño al lado. Lo que para ti puede ser un simple rasguño, para ellos puede ser fatal. Queremos que tu bello retoño vaya SEGURO en el auto. Te enseñamos cuál es el mejor asiento para la seguridad de tus hijos y cómo y dónde debes colocarlo. ¡Toma nota!

via GIPHY

Desde que nacen, los niños deben viajar siempre en el coche sujetos a un dispositivo de retención infantil (SRI) homologado y adaptado a su edad, peso y altura. Estos sistemas pueden ser sillas con arnés y elevadores con y sin respaldo. De esta forma, se garantiza que contarán con la máxima protección en caso de accidente. La manera de fijar los SRI a los asientos del vehículo es mediante el cinturón de seguridad o el sistema Isofix, que se compone de tres puntos: dos situados entre el respaldo y el asiento del coche, y uno por la parte trasera para evitar que la silla rote. 

Asimismo, hay que tener en cuenta que los niños menores de 12 años deben de ir en la parte de atrás del coche. Esta es la más segura de todas ya que está más protegida que las demás. Si tu hijo es menor de 4 años, los expertos recomiendan que lo posiciones siempre mirando para dentro del vehículo. Es decir, de espaldas a la vía. Viajar en el sentido contrario a la marcha evitará movimientos bruscos del cuello y el tórax en caso de choque frontal.

En definitiva, ¡¿cuál es el ASIENTO MÁS SEGURO PARA LOS NIÑOS?! Los expertos coinciden en que no todas las plazas traseras del vehicula cuentan con las mismas garantías de protección ante un accidente. En este sentido, aseguran que la plaza más segura es el asiento central de la parte trasera, ya que es la zona que queda más protegida en caso de colisión lateral y del posible volantazo involuntario del conductor, que en caso de un choque frontal siempre tiende a girar de forma instintiva hacia la izquierda. Además, ofrece una mayor visibilidad para vigilar al menor. 

COSAS QUE JAMÁS DEBES HACER

1.- NUNCA LLEVAR AL NIÑO EN BRAZOS EN EL COCHE

2.- NO UTILIZAR EL MISMO CINTURÓN DE SEGURIDAD PARA AMBOS

3.- LA CABEZA DEL NIÑO JAMÁS DEBE ASOMAR POR ENCIMA DEL RESPALDO DE LA SILLA

por Andreina