4 razones indiscutibles por las que los neurocientíficos afirman que debemos ir a la playa

Tómate un momento y cierra los ojos. Respira profundo e imagínate el olor del mar, el sonido de las olas, el calor del sol sobre tu piel, la sensación de la arena entre tus dedos... La verdad es que, nada más con imaginarlo, ya siento que me relajo, así que en realidad no necesito más razones para querer ir a la playa. Sin embargo, un grupo de científicos decidió investigar por qué nos sentimos tan bien cuando vamos a la playa y descubrieron el efecto bautizado como "espacio azul".

El espacio azul

El "espacio azul" consiste exactamente en esa sensación de paz y relajación que sientes cuando vas a la playa y es el resultado de la combinación de los sonidos del agua y los olores de la naturaleza, los cuales tienen efectos calmantes en el cerebro. Esta es la razón por la que nos sentimos tan tranquilos y felices cuando estamos en la playa, porque el cerebro reacciona de forma distinta al entorno.

En concreto, las reacciones provocadas por el "espacio azul" son las siguientes:

por Andreina